La diligencia, una de las primeras road movies de la historia del cine

Poster de La Diligencia

Título original: Stagecoach.
País: Estados Unidos.
Año: 1939.
Director: John Ford.
Guión: Dudley Nichols.
Intérpretes: John Wayne, Thomas Mitchell, Claire Trevor, Louise Platt, George Bancroft, Andy Devine, Donald Meek, John Carradine, Berton Churchill
.
Duración: 96 minutos.

En un pequeño pueblo de Arizona en la década de 1880, un grupo de señoras que velan por la decencia, deciden expulsar de allí a una prostituta llamada Dallas (Claire Trevor) y a un doctor apegado a la botella de nombre Josiah Boone (Thomas Mitchell). La diligencia hacia otro pueblo de Nuevo México, Lordsburg, está al salir y son de los primeros en montar, aunque en su caso a la fuerza, claro. Desde allí también sale Lucy Mallory (Louise Platt), que quiere reencontrarse con su marido que es capitán de la caballería; el banquero del lugar, Ellsworth Gatewood (Berton Churchill) quien no pierde su maletín de vista, el viajante de whisky Samuel Peacock (Donald Meek) y un jugador de cartas y pistolero que conoce a la señorita Mallory y su marido y quien se pone al servicio de la primera por si hay imprevistos, Hatfield (John Carradine). 

Imagen de la Diligencia

Antes de partir, al sheriff Curly Wilcox (George Bancroft) le comunican que los indios han saboteado las líneas de telégrafos y que el célebre Gerónimo y su tribu están en la región, además de que ha huido de la cárcel el pistolero Ringo Kid (John Wayne) a quien también pueden encontrarse por el camino. Wilcox decide ir en la diligencia ojo avizor al lado del conductor, Buck (Andy Devine) por los problemas que puedan encontrarse a lo largo del camino, que tiene un par de paradas antes de llegar a su destino final. Cerca de su primera parada, aparece Kid que no se da cuenta de que el sheriff va en el vehículo y acaba de prisionero, más o menos.

Los viajeros sufrirán las penurias del camino con el vasto desierto extendiéndose por doquier, mientras surgirán algunos roces entre ellos e imprevistos. También surgirán los sentimientos entre Kid y Dallas, aunque esta no se atreve a decirle quién es realmente y las indirectas no le dan una pista a él sobre la mala reputación de ella. Claro que su cabeza está muy ocupada pensando en que quiere vengarse de quienes mataron a su familia, que están al final del trayecto de la diligencia sin saber que Ringo Kid está libre y clama venganza con su rifle. Arma que tiene el sheriff en su poder y que deberá entregarle cuando, efectivamente, las noticias de la posible presencia de Gerónimo se hagan realidad delante de sus ojos. 

1939 fue un gran año para el cine, solamente basta con ver qué películas se estrenaron en él para corroborarlo. Este fue también el año en el que John Ford dirigió su primer western sonoro, un filme que puede catalogarse como una de las primeras road movies de la historia del cine. “La Diligencia” a Lordsburg no se queda parada en ningún sitio mucho tiempo, aunque los protagonistas pasen la noche en una determinada posta, el grueso de la acción transcurre básicamente dentro de ese vehículo tirado por unos pocos caballos que ha de recorrer muchos kilómetros hasta llegar a su destino. Y aunque las imágenes del interior del vehículo fueran grabadas en estudio y por el tiempo el blanco y negro de la película sea bastante oscuro, la sensación de falsedad no es demasiada, aunque sigo pensando que las proporciones del carro sí que no daban el pego comparando el exterior con el interior.

Lo cierto es que es una película bien realizada, con unos planos panorámicos muy buenos y con una dosis de intriga porque que aparezcan los nativos a dar caña a los viajeros no está del todo claro. También hay intriga por determinados personajes porque parece que más de uno, como así es en realidad, tiene cosas que esconder a los demás.

John Wayne en La Diligencia

“La Diligencia”, que se basa en el relato “The Stage to Lordsburg” (La diligencia a Lordsburg) de Ernest Haycox, fue nominada a siete premios Oscar, entre ellos los de Mejor Director, Mejor Fotografía y Mejor Película, llevándose dos: Mejor Actor de Reparto para Thomas Mitchell por su genial interpretación de Doc Boone, el personaje con más matices de la trama, y el de Mejor Banda Sonora. Recomendable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .