Arde Mississippi, racismo e injusticia en el sur de Estados Unidos

poster-ardemississippi

Título original: Mississippi Burning.
País: Estados Unidos.
Año: 1988.
Director: Alan Parker.
Guión: Chris Gerolmo.
Intérpretes: Gene Hackman, Willem Dafoe, Frances McDormand, Brad Dourif, Gailard Sartain, R. Lee Ermey, Stephen Tobolowsky, Michael Rooker, Pruitt Taylor Vince, Kevin Dunne, Frankie Faison, Darius McCrary, Badja Djola
.
Duración: 128 minutos.

Mississippi, sur de Estados Unidos, 1964. Tres jóvenes activistas por los derechos civiles, uno negro y dos blancos, desaparecen tras ser su vehículo perseguido y detenido por la policía. Al lugar de los hechos acude el FBI para que los agentes Ward (Willem Dafoe) y Anderson (Gene Hackman) lleven la investigación. Ambos son muy diferentes entre sí, principalmente porque el primero tiene unos métodos muy del «bureau», mientras que el segundo, oriundo del estado y ex sheriff de un pueblo similar, sabe cómo se las gasta la gente de allí. Pero ambos, desde luego, quieren encontrar a los chicos y, a sabiendas que de están muertos, hacer justicia.

willemdafoe-genehackman-ardemississippi

Se encontrarán muchas piedras en el camino, primero por las inamovibles versiones de los presuntos implicados que están bajo la protección del sheriff Stuckey (Gailard Sartain) y del alcalde Tilman (R. Lee Ermey), y segundo por el hermetismo de los ciudadanos, blancos o negros porque son sabedores de las consecuencias. Y es que el Ku Klux Klan, a pesar de que los sospechosos lo quieran negar, está operativo en la zona. Así, Anderson se gana la confianza de la señora Pell (Frances McDormand), esposa de uno de los sospechosos que tienen, el ayudante del sheriff Clinton Pell (Brad Dourif), en cuya casa descubren que este tiene conexión con el Klan y por ahí va la investigación.

Afortunadamente, los agentes logran que voces valientes les ayuden mientras son también testigos de cómo el racismo y la discriminación se sigue abriendo paso por un grupo de hombres que se piensan mejores y superiores que cualquier persona de raza negra a las que martirizan sin importar sexo o edad, con agresiones, acoso y quema de viviendas por doquier.  

fotograma-ardemississippi
Nominada a siete Oscar, incluyendo Mejor Película, Actor (Hackman), Actriz de Reparto (McDormand en su primera nominación a la estatuilla) o Director obteniendo el de Cinematografía, «Arde Mississippi» se basa en un caso real acontecido en el mismo año 64 y es una gran muestra de la situación que había en el sur de los Estados Unidos con ramas del Ku Klux Klan campando a sus anchas y haciendo la vida imposible de sus paisanos, mostrando un odio tan irracional como enfermizo. Las cruces de fuego servían para cualquier enemigo que fuera contra ellos independientemente del color de su piel, mientras los «valientes» encapuchados actuaban de noche para no ser detectados ni atrapados. 

Al Klan, grupo que increíblemente en pleno siglo XXI aún está operativo en su país de origen, se le ha visto en muchas películas y en esta, lo que más llama la atención es que sus miembros no salen con el traje típico sino con una especie de sacos de patatas tamaño pequeño sobre la cabeza o sin nada. Para sembrar el terror no hay que ir disfrazado, eso vaya por delante, aunque en este filme muchos van, creyéndose a salvo por portar un uniforme o un traje que les da, quizá, más respeto a su modo de ver.

Es inevitable que la historia de injusticia que narra «Arde Mississippi» no nos ponga de mala leche, lo que no quita para que se disfrute. Ante todo no hay que olvidar la vigencia de lo que cuenta y mucho menos que la historia de los Estados Unidos y los derechos civiles resulta, cuanto menos, incongruente y que cuando movimientos como el Black Lives Matter habla de «racismo endémico», razón tienen toda.

Gene Hackman y Frances McDormand en Arde Mississippi

Pero volviendo a la película, es realmente buena y tiene unas interpretaciones muy interesantes donde se lucen los dos protagonistas, siendo algo superior Gene Hackman con otro de sus personajes para el recuerdo cinéfilo, además de Brad Dourif que hace de un malo malísimo con una naturalidad extrema y de Frances McDormand, dejando huella, como siempre, en su cuarto largometraje.

Está muy bien «Arde Mississippi», muy recomendable.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.