En el Estanque Dorado, una delicia de comedia

Poster de En el Estanque Dorado

Título original: On Golden Pond.
País: Estados Unidos.
Año: 1981.
Director: Mark Rydell.
Guión: Ernest Thompson.
Intérpretes:
Katharine Hepburn, Henry Fonda, Jane Fonda, Doug McKeon, Dabney Coleman, William Lanteau.
Duración: 109 minutos.

Norman (Henry Fonda) y Ethel (Katharine Hepburn) Thayer son un matrimonio de avanzada edad que tienen por costumbre pasar los meses veraniegos en un lago de Nueva Inglaterra llamado Golden Pond (Estanque Dorado). Allí tienen una casita desde hace muchos años en las que les gusta estar aprovechando el tiempo para pescar, recoger fresas o, simplemente, descansar.

Henry Fonda y Katharine Hepburn en En el Estanque Dorado

Pero el verano presente no va a ser un verano cualquiera. Norman lidia con problemas de salud que le juegan malas pasadas mientras Ethel espera que la llegada de su hija Chelsea (Jane Fonda) vaya sin contratiempos ya que padre e hija no tienen una buena relación. La chica llega junto a su novio Bill Ray (Dabney Coleman) y el hijo de este, Billy, un chaval de trece años que acabará quedándose junto a ellos, mientras Chelsea y Bill se van de viaje. Para Ethel no es ningún problema, le hace ilusión tener al chico en casa pero Norman, que es tirando a cascarrabias, no está muy convencido. Hasta que ocurre lo inevitable, una conexión entre Norman y Billy que provocará que en esa casa se acaben diciendo algunas cosas por rencores guardados.

Toda la vida pensando que “En el Estanque Dorado” era un dramón y, para mi sorpresa, me encuentro una deliciosa comedia con algo de drama, los daddy issues de Chelsea dan para ello, adaptada por el propio escritor de la obra de teatro en la que se basa, “On Golden Pond”. La última película de Henry Fonda, quien falleció al poco tiempo de terminarla, le reunió con otra grande con la que nunca había coincidido hasta la fecha y con la que se complementó a las mil maravillas. Puedes imaginarte muchas cosas de la vida de Ethel y Norman simplemente con las pinceladas de la misma que se dan y con lo que se muestra a lo largo del metraje.

Fotograma de En el Estanque Dorado

No faltó química entre Fonda y Katherine Hepburn y mucha culpa de ello la tuvo el fantástico guión de Ernest Thompson lleno de frases ingeniosas de principio a fin. Los dos protagonistas hicieron un trabajo tremendo, tanto que se llevaron el Oscar por ello, el segundo para él y el cuarto para ella, y Thompson también ganó la estatuilla por la adaptación de su obra. En total “En el Estanque Dorado” tuvo diez nominaciones y bien podría haberse llevado algún premio más.

Katharine Hepburn y Henry Fonda en El Estanque Dorado

Lo cierto es que el filme es redondo, los personajes son de esos a los que te gustaría conocer más porque resultan entrañables desde el primer minuto en el que aparecen en pantalla y los diálogos están plagados de frases que provocan sonrisas y hasta carcajadas y que hablan de la vida, del amor y de la vejez. El trabajo del reparto es muy bueno y la fotografía genial, bien acompañada de la música de Dave Grusin. Hay que agradecer a Thompson que escribiera esta maravilla y también a Jane Fonda que comprara los derechos para darle a su padre un último largometraje que, al parecer, les sirvió a ambos de catarsis. Pero ese es otro tema. Recomendable, a “En el Estanque Dorado”, se le queda muy corto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .