Sin novedad en el frente: un referente del cine bélico

Título original: All Quiet on the Western Front.
País: Estados Unidos.
Año: 1930.
Director: Lewis Milestone.
Guión: George Abbott.
Intérpretes:
Lew Ayres, Louis Wolheim, John Wray, Arnold Lucy, Ben Alexander, Scott Kolk, Walter Rogers, William Bakewell, Harold Goodwin, Pat Collins, Beryl Mercer.
Duración: 153 minutos.

Un profesor da un discurso apasionado a sus jóvenes alumnos animándoles a luchar por la patria. Es un ultranacionalista alemán y convence a sus pupilos de que vayan a derrotar al enemigo sin dudarlo. Toda la clase se alista y juntos son testigos de lo que nadie les ha contado: el horror de la sinrazón bélica. Estos jóvenes alemanes desde luego que no volverán a ser los mismos en la vida, ya que toda inocencia que podían tener se la dejan en el campo de batalla y/o en las trincheras.

Paul (Lew ayres) es uno de ellos. A él seguimos en muchas ocasiones tanto en la batalla con la dureza de la contienda, como en las trincheras donde las condiciones son lamentables por la escasez de todo, comida, agua y ropa de abrigo principalmente, y donde las ratas se pasean a sus anchas esperando a llevarse un botín en forma de carne de soldado. También cuando va a casa de permiso y ni corto ni perezoso declara delante de su padre y los amigos de este que desde sus sillones y la distancia es muh fácil hablar de cómo terminar con la guerra.

Lew Ayres en Sin novedad en el frente

«Sin novedad en el frente» es un clásico del cine estadounidense estrenada en 1930 y basado en una novela del autor alemán Erich Maria Remarque. Está tan bien realizada que de ella han bebido muchas de las películas bélicas posteriores, incluyendo las más modernas como la fantástica «1917». Porque Lewis Milestone y los operadores de cámara, por supuesto, hicieron un trabajo tremendo metiéndonos en las batallas y en las trincheras y haciéndonos partícipes de la acción.

Es un alegato antibelicista total desde el punto de vista alemán, algo poco común en el cine diría yo, donde no faltan los disparos, las bombas y las mutilaciones; pero también las relaciones interpersonales entre soldados que se hacen más sólidas según más tiempo aguanten con vida en esas trincheras de mala muerte y en esos campos bombardeados. Vemos cómo viven, cómo se relacionan, cómo sufren y cómo pierden la esperanza o hablan de sus sueños de futuro.

Buen trabajo del reparto coral y un final emotivo de esos que se quedan grabados en la memoria. Muy buena esta «Sin novedad en el frente».

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.