Trilogía de Michael Douglas

Trilogía de Michael Douglas

¿Qué es lo que yo llamo Trilogía de Michael Douglas? Fácil, tres thrillers en el que el sexo lleva a sus personajes a sufrir consecuencias de lo más variadas, principalmente que quieran acabar con él, su familia, su carrera o todo lo anterior y donde tres mujeres muy diferentes entre sí se las hacen pasar canutas. La Trilogía de Michael Douglas empezó en 1987 con “Atracción Fatal”, la mejor de las tres películas de este ciclo en mi opinión, compartiendo pantalla con una tremenda Glenn Close, que para algo es una de las mejores actrices de la historia; siguió cinco años después con “Instinto Básico”, esta de corte erótico con una Sharon Stone en un papel de mujer fatal de manual y un picahielos recurrente además de mucho sexo; y acabó dos años después, en 1994 con Demi Moore como partenaire en “Acoso”.

La primera y la última tienen en común que el personaje de Douglas tenía familia, mientras que en la segunda eso no pasaba por lo que el detective que interpreta puede dar más rienda suelta a sus deseos, a pesar de lo que laboral y personalmente le conlleve. Lo que está claro es que tanto Douglas como las actrices que le acompañan en las películas hacen buenas interpretaciones, que hay secundarios que brillan también en las tres y que son intrigas que, aunque algunas tengan fallos, están muy bien desarrolladas.

Atracción Fatal (1987)
Instinto Básico (1992)
Acoso (1994)