Regresa la Fiesta del Cine: 27, 28 y 29 de octubre

Publicado: 22 de septiembre de 2014 en Noticias
Etiquetas:

Fiesta del Cine octubre 2014

 

La Fiesta del Cine vuelve una vez más y regresa e poco más de un mes con cine a 2,90 euros durante tres días, en concreto el 27, 28 y 29 de octubre. Solamente tenéis que ir a la página web del evento y registraros para que os envíen vuestra acreditación al e-mail. Al comprar la entrada en taquilla para cualquiera de las sesiones de esos tres días deberéis enseñarla, así como si adquirís la entrada a través de Internet o cajeros multiservicio ya que este año también se puede.

La lista de salas adheridas está en la web de Fiesta del Cine así que solo tenéis que buscar por provincia y localidad, en todo el país hay más de 2.500 cines que se han unido a la promoción, algunos por primera vez incluso. Que no se diga que el cine es caro y aprovechar si podéis y tenéis tiempo aunque, ciertamente la cartelera no es tan atractiva como en octubre de 2013 cuando ya nos llegaron películas que sonaban para los Oscar.

Una vez más, gracias a los organizadores.

Poster de Cantando Bajo la Lluvia

Título original: Singin’ in the Rain.
País: 
Estados Unidos.
Año: 1952.
Director: Stanley Donen, Gene Kelly.
Guión: Adolph Green, Betty Comden.
Reparto: Gene Kelly, Donald O’Connor, Debbie Reynolds, Jean Hagen, Millard Mitchell, Douglas Fowley, Cyd Charisse, Zelda Zanders.
Duración: 103 minutos.

Don Lockwood (Gene Kelly) y Lina Lamont (Jean Hagen) son dos estrellas de cine que forman una pareja artística muy beneficiosa para su estudio. Ella está enamorada de Don pero este pasa totalmente porque no la soporta, fijándose en una chica a la que conoce de casualidad, Kathy Selden (Debbie Reynolds).

Cuando ruedan su último filme sucede algo extraordinario, la primera película sonora de la historia del cine que hará que el público ya no quiera más cine mudo sino escuchar a los actores. El jefe del estudio R.F. Simpson (Millard Mitchell) parará la producción hasta que incorporen los elementos necesarios para que la película sea sonora pero el problema surgirá cuando se den cuenta de que es imposible que la horrible voz de Lina funcione, para lo que contratan a Kathy para que la doble.

Trío protagonista de Cantando Bajo la Lluvia

Así, entre la propia Kathy, Don y su inseparable amigo Cosmo (Donald O’Connor) harán del filme una obra musical no exenta de problemas por parte, sobre todo, de Lina Lamont, dispuesta a ganarlo todo, hasta el estudio de Simpson.

“Cantando Bajo la Lluvia” es uno de los mejores musicales que se han rodado en la historia de la música sin ninguna duda, es una película de cine sobre el cine que nos muestra en clave de comedia esas vicisitudes por las que se pasó en Hollywood a raíz de que los largometrajes pudieran ser sonoros desde 1927, y no una sola sucesión de imágenes, cuadros de texto intercalados entre ellas y música de fondo grabada aparte.

A diferencia de lo que suele suceder, “Cantando Bajo la Lluvia” creó su historia a partir de las canciones con las que contaba, siendo solamente escritas específicamente para la película dos de las mismas. El filme es una comedia musical con una historia de amor de por medio donde hay diferentes números siendo uno de ellos realmente excesivo ya que si no dura diez minutos poco le falta y aunque es bastante vistoso y se entiende el por qué de su inclusión acaba rompiendo un poco el ritmo de la escena en el que está insertado. Hay que decir también que el guión es divertidísimo, con situaciones que rozan lo hilarante.

Fotograma de Cantando Bajo la Lluvia

Pero por lo demás, la película codirigida por Gene Kelly y Stanley Donen es un muy buen filme con geniales actuaciones, atención a Jean Hagen que aunque haga de odiosa es probablemente el personaje más rico en matices de todos los que hay y que fue nominada al Oscar por su papel, que es una delicia auténtica para ver los entresijos del cine y disfrutar del mismo desde dentro.

De visión obligada y más que recomendable. Por cierto, los detalles sobre el rodaje no tienen desperdicio, en Internet se pueden leer muchos.

Poster de Desayuno con Diamantes

Título original: Breakfast at Tiffany’s.
País: 
Estados Unidos.
Año: 1961.
Director: Blake Edwards.
Guión: George Axelrod.
Reparto: Audrey Hepburn, George Peppard, Patricia Neal, Buddy Ebsen, Martin Malsam, José Luis de Vilallonga, Alan Reed, Mickey Rooney, Dorothy Whitney, John McGiver, Stanley Adams.
Duración: 115 minutos.

Horas después de desayunar en la joyería Tiffany, Holly Golightly (Audrey Hepburn) es despertada por su nuevo vecino, Paul Varjak (George Peppard) que necesita usar su teléfono. Ahí empezará su historia, la de una chica que cada noche llega tarde a casa con un acompañante diferente que le da 50 dólares por ir al servicio y que desayuna en la Quinta Avenida neoyorkina mirando el escaparate de su lugar preferido, y la de un escritor mantenido por su amante, una ricachona mayor que él llamada 2-E (Patricia Neal).

Audrey Hepburn en Desayuno con Diamantes

Holly, quien trae siempre de cabeza a su vecino el señor Yunioshi (Mickey Rooney), visita cada jueves en la cárcel a Sally Tomato (Alan Reed), acusado de mafioso que le paga 100 dólares para que le transmita el pronóstico del tiempo a su abogado. Con eso y lo que gana cada noche le da para vivir, mientras que Paul tras publicar un libro parece que está falto de ideas.

Poco a poco se irán conociendo, se harán buenos amigos y saltará la chispa aunque Paul no logrará domar a la indomable Holly quien solamente quiere cazar un marido rico y que ni siquiera le ha puesto nombre al gato callejero con el que vive porque dice que nadie pertenece a nadie.

Basada en la novela homónima de Truman Capote, escrita en 1958, “Desayuno con Diamantes” es uno de los clásicos por excelencia de los años 60 en parte a su protagonista femenina que se convirtió en todo un icono. No hay que olvidar al guapo George Peppard con el que química no le faltaba para componer a este dúo protagonista de conversaciones chispeantes.

Audrey Hepburn y George Peppard en Desayuno con Diamantes

Estamos ante una comedia como ya no las hacen, con un humor basado en una ironía muy fina en la que no hace falta llamar a las cosas por su nombre porque con esas inteligentes frases de las que se compone la película ya se le dice todo al espectador. Muy bien los dos protagonistas en sus interpretaciones, su director por la forma de mostrarnos detalles varios y esas brillantes escenas cómicas como las de la joyería o la tienda de descuento que no sacan la sonrisa sino la carcajada, y en la segunda sin ni siquiera diálogo.

“Desayuno con Diamantes” fue nominada a cinco Oscar, incluidos los de Mejor Actriz y Mejor Guión Adaptado, logrando dos estatuillas por la música de Henry Mancini y el tema “Moon River” con música del mismo compositor y letra de Johnny Mercer.

Un clásico muy recomendable de obligada visión. Por cierto, atención a ese gato roba escenas.

Poster de Qué Esperar Cuando Estás Esperando

Título original: What to Expect When You’re Expecting.
País: 
Estados Unidos.
Año: 2012.
Director: Kirk Jones.
Guión: Shauna Cross, Heather Hach.
Reparto: Cameron Díaz, Mathew Morrison, Jennifer López, Rodrigo Santoro, Elizabeth Banks, Ben Falcone, Anna Kendrick, Chace Crawford, Rebel Wilson, Dennis Quaid, Brooklyn Decker, Chris Rock, Thomas Lennon, Amir Talai, Rob Huebel, Joe Manganiello.
Duración: 110 minutos.

Jules (Cameron Díaz) es presentadora de un reality de pérdida de peso que concursa en un talent show de baile para famosos, liándose con su pareja, Evan (Matthew Morrison), y quedándose embarazada sin quererlo. Querer sí quiere Wendy (Elizabeth Banks) que lo intenta mucho junto a su marido Gary Cooper (Ben Falcone) sin conseguirlo Sin ni siquiera intentarlo, tras liarse una noche con un antiguo conocido de nombre Marco (Chace Crawford), la joven Rosie (Anna Kendrick) sí queda encinta y al decidir tenerlo encuentra en él un apoyo.

Elizabeth Banks y Ben Falcone en Qué Esperar Cuando Estás Esperando

No se queda embarazada pero sí quiere adoptar la fotógrafa Holly (Jennifer López) aunque no ve entusiasmada a su marido Alex (Rodrigo Santoro) al que hace ir a un grupo de padres que un día a la semana se dedican a pasear a sus hijos por el parque. Finalmente hay otros Cooper, Ramsey (Dennis Quaid) y Skyler (Brooklyn Decker) el padre y la joven madrastra de Gary quien no tiene una relación muy fluida con su progenitor porque siempre le obliga a competir, hasta en lo del embarazo porque cuando Wendy se queda encinta, Skyler también.

Así, entre todas esas historias somos partícipes de cómo los embarazos afectan de una manera u otra no solo a las mujeres sino a la relación de estas con sus parejas y a los sentimientos de los hombres respecto a los bebés que llegan, y también a los partos y hasta a un aborto.

Basada en los best sellers de Heidi Murkoff, “Qué Esperar Cuando Estás Esperando” es una floja comedia con toques dramáticos sobre el embarazo y sus consecuencias contada a través de varias historias que se intercalan a través de las casi dos horas, excesivas, de metraje resultando estar relacionadas de una u otra manera entre ellas. El guión no es ninguna maravilla y ni siquiera hace que podamos empatizar demasiado con los personajes, que son demasiados.

Jennifer López y Rodrigo Santoro en Qué Esperar Cuando Estás Esperando

Hubiese sido mucho mejor centrarse en un par de historias o incluso en una, la que a mi parecer es la mejor, la de los Cooper ya que es la que más contenido tiene, o incluso la de Holly y Alex con los problemas de adopción. Por lo demás este filme es totalmente prescindible ya que no aporta nada de nada y ni siquiera acaba resultando entretenido.

Poster de Escondidos en Brujas

Título original: In Bruges.
País: 
Reino Unido, Estados Unidos.
Año: 2008.
Director: Martin McDonagh.
Guión: Martin McDonagh.
Reparto: Colin Farrell, Brendan Gleeson, Ralph Fiennes, Clémence Poésy, Thekla Reuten, Jordan Prentice, Eric Godon, Jérémie Renier, Elizabeth Berrington, Zeljko Ivanek, Ciarán Hinds.
Duración: 107 minutos.

Tras matar por accidente a quien no debía en su primer trabajo como asesino a sueldo, Ray (Colin Farrell) es enviado junto a su compañero Ken (Brendan Gleeson) a Brujas, lo que entusiasma al segundo por la belleza de la ciudad belga, pero odia el segundo porque para él Brujas es un “agujero de mierda”. Ken trata de que Ray vea el lugar con otros ojos mientras esperan órdenes de su jefe, Harry (Ralph Fiennes) desde Londres.

Brendan Gleeson y Colin Farrell en Escondidos en Brujas

Mientras llegan dichas órdenes Ken y Ray acaban conociendo a varias personas, entre ellas a una chica de nombre Chloë (Clémence Poésy) que es asistente de producción en una película en la que actúa un enano llamado Kevin (Jordan Prentice). Ray empezará a salir con Chloë encontrando en ella lo mejor de la ciudad, mientras Ken es informado por Harry del encargo que él mismo debe realizar pero como no le será nada fácil, el propio Harry viajará a la ciudad asegurando así el lío para los dos protagonistas.

Podríamos decir que “Escondidos en Brujas” es una comedia negra con tintes dramáticos que tiene un chispeante diálogo entre los dos protagonistas del largometraje aunque la propia ciudad en la que se encuadra se convierte en un protagonista más porque a pintoresca, de cuento de hadas para muchos, no le ganan muchas creo yo.

Fotograma de Escondidos en Brujas

El filme empieza muy bien, con unas conversaciones que no tienen desperdicio entre Ray y Ken, descubriendo lentamente por qué ambos han acabado donde su jefe ha querido y el tormento interior de Ray por lo que hizo sin querer. Ese buen ritmo se diluye hacia la primera hora de metraje con algunas cosas que tampoco aportan demasiado a la película, pero lo recupera después para llegar a un apoteósico final al que dureza no le falta, vaya que es algo bestia, pero que está muy bien como colofón a la historia.

Se me hizo algo largo, tal vez por esa bajada del ritmo, pero me entretuvo en líneas generales y está bastante bien sobre todo por su pareja protagonista que se compenetra muy bien y que tiene conversaciones, cuanto menos curiosas y divertidas. Recomendable.

Poster de Piratas

Título original: Pirates! Band of Misfits.
País: 
Reino Unido, Estados Unidos.
Año: 2012.
Director: Peter Lord, Jeff Newitt.
Guión: Gideon Defoe.
Reparto: Hugh Grant, Martin Freeman, David Tennant, Imelda Staunton, Russell Tovey, Brendan Gleeson, Ashley Jensen, Al Roker, Ben Whitehead, Salma Hayek, Jeremy Piven, Lenny Henry, Brian Blessed.
Duración: 93 minutos.

Capitán Pirata lleva muchos años surcando los siete mares junto a su tripulación pero nunca ha ganado el premio a Pirata del Año. Está convencido de que ese año ha llegado y se presenta como candidato a pesar de las burlas de los demás piratas. Como el premio se lo dan al pirata que más recaude, aborda muchos barcos sin encontrar ni una mísera moneda de oro, pero sí que encuentra a Charles Darwin que le dice que su loro Polly no es un loro sino un Dodo, un pájaro extinguido que seguro ganaría el primer premio en el Concurso de Ciencias de Londres.

Fotograma de Piratas

A pesar de las advertencias de su número dos en la tripulación, Número 2, Capitán Pirata lleva su barco hasta la capital británica donde la Reina Victoria es conocida por odiar a los piratas. Al final la pobre Polly se convertirá en objeto de deseo de Darwin y su mono el Señor Bobo, así como de la Reina mientras él se da cuenta de que tal vez ser nombrado Pirata del Año no es lo más importante.

“¡Piratas!” es una película de animación realizada en stop-motion que se basa en el libro infantil “The Pirates! In an Adventure With Scientists!” (¡Los Piratas! ¡En una Aventura con Científicos!) de Gideon Defoe. La historia resulta lo suficientemente entretenida y su guión cuenta con algunos buenos toques de humor pero sin duda, lo mejor es cómo está realizada porque a mí no deja de maravillarme esa técnica para hacer películas de animación. También tiene el mensaje positivo con el que cuentan casi todas las películas de animación. Eso sí, yo me esperaba que fuese una aventura en alta mar y en realidad eso no sucede.

Reina Victoria en Piratas

Los personajes no están mal aunque el que más carisma demuestra es el malo de turno, en este caso la malvada Reina Victoria que no acaba resultando ser lo que parece en un principio.

Creo que es una película apta tanto para niños como para adultos y disfrutable para prácticamente todas las edades.

Poster de Asier ETA Biok

Título original: Asier ETA Biok.
País: 
España, Ecuador.
Año: 2013.
Director: Aitor Merino, Amaia Merino.
Guión: Aitor Merino, Amaia Merino.
Duración: 93 minutos.

Aitor Merino conoció en Pamplona a mediados de los años 80 a Asier Aranguren. Ambos eran adolescentes y se hicieron muy amigos. No llegaron a perder la relación nunca aunque sí hubo un momento en el que no pudieron verse tanto como quisieron. Aitor se había marchado a Madrid para estudiar arte dramático y convertirse en actor, mientras que su amigo Asier acabó formando parte del grupo terrorista ETA.

Aitor Merino en Asier ETA Biok

En Madrid Aitor, que sale en películas como “Historias del Kronen”, “Morirás en Chafarinas”, “Celos” o “Días de Fútbol” y en series varias, hablaba mucho de su amigo Asier a los amigos que iba haciendo y estos le hacían preguntas sobre la militancia de Asier para las que Aitor no tenía respuesta. Decidió encontrarla cuando, tras ocho años en la cárcel, en 2010 su amigo fue libre y él cogió una cámara para buscar esa respuesta. Aitor siempre había tenido diferencias con Asier sobre su visión del llamado conflicto vasco, y para lograr que sus amigos le entendieran mejor, empezó a grabar desde ese momento, el reencuentro de Asier y su familia en la frontera entre Francia y España. Pero lo que primero pensó que sería fácil, resulta que fue todo lo contrario.

Así como que no quiere la cosa me encontré con “Asier ETA Biok” (Asier y Yo) el otro día en televisión y me enganchó desde el principio. Es un documental en el que Aitor Merino busca las respuestas que ansía sobre la militancia terrorista de su amigo, tanto para él como para quien se interese por la historia. Y resulta interesante principalmente por lo que se plantea él mismo, sobre su amigo e incluso su amistad, pero también porque por primera vez le da voz a una persona que expone sus ideas con bastante claridad y que se muestra orgulloso de su militancia.

Aitor Merino ejerce de narrador pero no solamente mediante el uso de su voz en off sino que le vemos en pantalla parando las imágenes mientras apela directamente al espectador con su mirada y sus palabras, además de verle conversando cara a cara con su amigo y sigue todo el recibimiento que le dieron en su ciudad.

Fotograma de Asier ETA Biok

Vemos varias caras de una misma persona y algunas resultan duras por lo que conllevan, como esa discusión que tiene con su madre en la cena de Nochevieja porque sus posturas están muy alejadas, o incluso cuando están en el monte tranquilamente y Aitor le quiere sacar información sobre haber matado a alguien o no, aunque a Asier no le acusaron de ello.

“Asier ETA Biok” es algo diferente, algo interesante y también valiente por parte de quienes la han llevado a cabo. En el pasado Festival de Cine de San Sebastián fue premiada como Mejor Película Vasca y sus responsables querían que generara debate. Conseguirlo lo consigue.