La Gran Familia Española, un quiero y no puedo

Poster de La Gran Familia Española

Título original: La Gran Familia Española.
País: España.
Año: 2013.
Director: Daniel Sánchez Arévalo.
Guión: Daniel Sánchez Arévalo.
Reparto: Antonio de la Torre, Quim Gutiérrez, Roberto Álamo, Miquel Fernández, Patrick Criado, Héctor Colomé, Verónica Echegui, Sandy Gilberte, Arantxa Martí, Sandra Martín.
Duración: 105 minutos.

A los diez años Efraín (Patrick Criado) le pidió a su compañera de clase Carla (Arantxa Martí) que se casara con él cuando tuvieran la mayoría de edad cumplida. Ese día llega coincidiendo con la final del Mundial de Sudáfrica 2010.

A Efraín sus hermanos le llaman loco por querer casarse pero el joven está convencido de lo que quiere hacer. Claro que eso es al principio porque los acontecimientos del que esperaba que fuera el día más feliz de su vida no se van sucediendo como él esperaba demostrando que tenía que haber hecho caso a las señales.

Fotograma de La Gran Familia Española

Y mientras la situación de la boda pasa y España y Holanda juegan la final, lo protagonistas sacan sus sentimientos verdaderos a relucir.

El cuarto filme de Daniel Sánchez Arévalo homenajea al clásico “Siete Novias para Siete Hermanos” (Seven Brides for Seven Brothers) aunque aquí los hermanos sean cinco. Al realizador y guionista se le ha ido el tono de la película, en mi opinión, porque va de comedia cuando al final resulta que la historia que cuenta es muy dramática. Y en medio de todo el espectador se encuentra hasta con un videoclip que aunque resulte simpático no pega con lo que viene después.

Patrick Criado y Arantxa Martí en La Gran Familia Española

Tiene momentos buenos y divertidos, pero “La Gran Familia Española” hubiese sido mejor tirando más hacia un género que hacia otro y no quedándose en un quiero y no puedo. El reparto está flojito exceptuando a Roberto Álamo que hace un divertidísimo papel como retrasado mental, Quim Gutiérrez que aunque su cara apenas cambie hace de hermano mayor sin serlo bastante bien, y algunos de los jóvenes como Sandra Martín y Sandy Gilberte.

Al final lo del fútbol, con tanto bombo que se le está dando, es muy secundario. “La Gran Familia Española” es una de las cuatro preseleccionadas para ir a los Oscar de 2014. No he visto las demás ni las que se han quedado fuera pero este filme no está hecho para competir en el Mundial del cine.