La Última Cena: Ársenico, tomates y conversación

Poster de La Última Cena

Título original: The Last Supper.
País: Estados Unidos.
Año: 1995.
Director: Stacy Title.
Guión: Dan Rosen.
Reparto: Cameron Díaz, Ron Eldard, Annabeth Gish, Jonathan Penner, Courtney B. Vance, Nora Dunn, Ron Perlman, Bill Paxton, Charles Durning, Mark Harmon, Jason Alexander.
Duración: 92 minutos.

Un grupo de posgraduados liberales e idealistas invitan a cenar a desconocidos para tener diversas conversaciones. Claro que una de esas cenas no acaba como las demás sino con un cadáver encima de la mesa porque el invitado se pone a hacer diversos comentarios sobre Hitler, los nazis y los judíos que causan mucha controversia en los demás comensales y una discusión con agresión lleva a una puñalada trapera salida de la nada.

Jonathan Penner y Bill Paxton en La Última Cena

Aunque algunos prefieren llamar a la policía, otros creen que lo más conveniente es enterrar el cuerpo en el jardín y deshacerse de las pruebas para que no les pase nada. Y así el cuerpo del invitado termina enterrado en la casa donde se reúnen con una planta de tomates en su superficie.

A la hora de responder a la pregunta de ¿si conocieras a Adolf Hitler en una cafetería en Austria en 1909 le matarías para evitar lo que hizo después? que discuten, dan diferentes respuestas pero se les ocurre la idea de acabar con gente que consideren indeseable por sus ideas con arsénico.

Pero los remordimientos y una sheriff que entra en escena harán que los acontecimientos den un giro sobre todo cuando un par de miembros del grupo deciden que lo que están haciendo no está bien. Y es que se convierten en realmente de lo que se quejan.

Fotograma de La Última Cena

“La Última Cena” tiene su fuerte en las conversaciones que se dan a lo largo de la hora y media que dura, así como en los cambios y evolución que se produce en los personajes. Su final es muy bueno e irónico. Recomendable.