Esta Tierra es Mía, alegato contra la ocupación nazi

Poster de Esta Tierra es Mía

Título original: This Land is Mine.
País: Estados Unidos.
Año: 1943.
Director: Jean Renoir.
Guión: Dudley Nichols.
Reparto: Charles Laughton, Maureen O’Hara, George Sanders, Una O’Connor, Walter Slezak, Philip Merivale, Kent Smith, Thurston Hall, John Donat, Nancy Gates.
Duración: 103 minutos.

En un lugar cualquiera de Europa en plena Segunda Guerra Mundial, los nazis llegan para ocupar una ciudad. Si  nadie se metía con ellos, ellos supuestamente no se metían con nadie pero la propaganda antinazi empieza a difundirse por la ciudad y los chicos del Mayor Erich von Keller (Walter Slezak) empiezan a realizar registros y detenciones.

Philip Merivale y Charles Laughton en Esta Tierra es Mía

Un grupo de maestros intentan seguir con sus quehaceres mientras los sabotajes contra los nazis también empiezan a sucederse y la censura de libros empieza, algo con lo que ni el director de la escuela, el profesor Sorel (Philip Merivale), ni los maestros Albert Lory (Charles Laughton) y Louise Martin (Maureen O’Hara) están de acuerdo pero, deben hacerlo por su bien y el de los niños.

Lory está enamorado de su compañera y vecina pero es un cobarde absoluto y vive dominado por su madre, Emma (Una O’Connor), que le tiene sobreprotegido y le miente para que no se aleje de ella. Pero cuando el hermano de Louise, Paul (Kent Smith) se mete en un lío por culpa de alguien que le delata, y el profesor Sorel y otras personas son detenidas y acusadas de traición, el maestro cobarde se da cuenta de que tal vez sea hora de cambiar y de luchar, con la palabra, por su tierra y por la libertad.

Charles Laughton y Maureen O'Hara en Esta Tierra es Mía

Jean Renoir firma un alegato contra la ocupación nazi, una crítica que no se queda corta en señalar a los ilusos que pensaban que los soldados de Hitler les traerían algo bueno, y que narra las situaciones que se daban en la época, época en la que se rodó la película ya que su estreno se produjo a dos años de acabar la Gran Guerra, y cómo vivía la gente en tiempo de ocupaciones: con miedo, teniendo cuidado con qué hacían o decían, bajo la amenaza de las bombas, etcétera.

Recomendable y bien interpretado con un Charles Laughton que está muy bien en su papel, impresionante su alegato final, y con Maureen O’Hara haciendo un personaje femenino fuerte.