Al Encuentro de Mr. Banks, una fantástica película que todo fan de Mary Poppins debería visionar

Poster de Al Encuentro de Mr. Banks

 

Título original: Saving Mr. Banks.
País: Estados Unidos, Reino Unido, Australia.
Año: 2013.
Director: John Lee Hancock.
Guión: Kelly Marcel, Sue Smith.
Reparto: Emma Thompson, Tom Hanks, Bradley Whitford, Paul Giamatti, Annie Rose Buckey, Colin Farrell, Ruth Wilson, B. J. Novak, Jason Shwartzman, Lily Bigham, Kathy Baker, Malanie Paxson, Rachel Griffiths.
Duración: 125 minutos.

P. L. Travers (Emma Thompson) viaja de Londres a Los Ángeles para acudir a los Estudios Disney, donde están preparando la adaptación para la gran pantalla de sus novelas de Mary Poppins.

La escritora pone pegas y más pegas a todo, desde a la música, hasta el guión y a algunas ideas de quien ha estado detrás de ella durante veinte años para cumplir la promesa que hizo a sus hijas de llevar su libro preferido al cine, el mismísimo Walt Disney (Tom Hanks).

Emma Thompson y Tom Hanks en Al Encuentro de Mr. Banks

P. L. Travers sabe muy bien qué no quiere que pase con sus personajes y nada parece gustarle, ni la gente con la que se ve obligada a relacionarse, pero poco a poco esas personas le van haciendo cambiar de parecer.

Pero “Al Encuentro de Mr. Banks” no es solamente una historia sobre cómo Travers cedió, sino que también muestra mediante flashbacks una parte de su niñez que mucho tiene que ver con la historia y los personajes que creó y que la película “Mary Poppins” hizo populares en todo el mundo. Porque Helen Goff, nombre real de la escritora australiana, tenía un inconsciente y alcohólico espíritu libre por padre que lo era prácticamente todo para ella y al que imaginación no le faltaba. Pero hubo drama en su vida demasiado pronto y su carácter dio un giro de 360 grados.

Fotograma de Al Encuentro de Mr. Banks

“Al Encuentro de Mr. Banks” es una fantástica película que todo fan de “Mary Poppins” debería visionar. Es una comedia con tintes dramáticos con un buen guión, una genial música obras de Thomas Newman y muy buenas interpretaciones aunque destaca mucho Emma Thompson que hace una más que brillante actuación consiguiendo que su personaje caiga simpático desde el principio aunque a priori no lo resulte.

El filme logró emocionarme sobre todo hacia el final del metraje y salí del cine con unas ganas inmensas de ponerme a ver “Mary Poppins”. Muy recomendable y con unos títulos de crédito a visionar por las fotos del estreno en Hollywood de “Mary Poppins” en 1964 y por una grabación que se escucha (y que el estudio de doblaje podría haber traducido).

Una película muy buena que te deja con una sonrisa de oreja a oreja y la sensación de que has visto algo grande.