Scoop: Una exclusiva desde el más allá

Poster de Scoop

Título Original: Scoop.
País: 
Reino Unido, Estados Unidos.
Año: 2006.
Director: Woody Allen.
Guión: Woody Allen.
Reparto: Scarlett Johansson, Woody Allen, Hug Jackman, Ian McShane, Romola Garai, Carolyn Backhouse, Julian Glover.
Duración: 96 minutos.

La estudiante de periodismo neoyorkina Sondra Pransky (Scarlett Johansson) está pasando el verano en Londres, en casa de su amiga Vivian (Romola Garai). Viendo un truco de magia de un mago estadounidense llamado Sid Waterman (Woody Allen), de nombre artístico Splendini, se le aparece el fantasma del reportero recién fallecido Joe Strombel (Ian McShane), que aprovecha un descuido de la parca para escaparse del barco que, probablemente, le lleve al infierno.

Scarlett Johansson y Woody Allen en Scoop

Strombel le dice a Sondra que investigue a el guapo millonario Peter Lyman (Hugh Jackman) ya que él cree que es el Asesino de la Baraja que está matando en Londres a prostitutas morenas de pelo corto. Ella, con la ayuda de Sid al que embarca en su investigación, se acercará a Lyman perdiendo su objetividad al enamorarse perdidamente de él porque Lyman no da el perfil de asesino.

La segunda aventura europea de Woody Allen es una comedia de suspense que empieza bastante bien aunque el interés por la historia se va diluyendo según pasan los minutos. No está mal la interacción entre los dos personajes principales aunque el guión dista mucho de ser uno de los buenos del cineasta, reservándose las mejores frases para su propio personaje. Esas sí tienen chispa, el resto del guión es más simplón.

Scarlett Johansson y Hugh Jacman en Scoop

No inventa nada nuevo tampoco porque en varias de sus películas ya hay una interacción similar, salvando las distancias, y un misterio de por medio, pero en “Scoop” Allen lo hace todo de manera más simplona. Imaginación tiene sobre todo para poner ese elemento fantástico relacionado con la muerte al que podría haber dedicado un filme íntegro, pero por lo demás esta película me parece bastante olvidable. Los personajes poco aportan y no se crea demasiada intriga tampoco sobre si Lyman es un asesino o no, siendo la resolución del caso muy simplona.

Mejor ver las películas buenas del señor Allen y pasar de las simplonas. “Scoop” es una de ellas.