The Pool: Atrapados en el bosque

Poster de The Pool

Título original: De Poel.
País: Países Bajos.
Año: 2014.
Director: Chris W. Mitchell.
Guión: Chris W. Mitchell,  Gijs Scholten van Aschat.
Reparto:  Gijs Scholten van Aschat, Carine Crutzen, Alex Hendrixx, Chris Peters, Jamie Grant, Bart Klever, Katja Hebers.
Duración: 76 minutos.

Tres adultos y tres adolescentes se marchan de camping a una zona boscosa de Holanda. Son un matrimonio y sus dos hijos y un padre y su hija y se conocen porque los dos padres trabajaban juntos en un banco. Al llegar a una zona de alambrada, quien se erige en guía, Lennaert (Gijs Scholten van Ascha), decide que deben seguir y tras una caminata y una serie de quejas por parte de los excursionistas, llegan a un bonito rincón en el que hay un estanque rodeado de árboles. Allí deciden acampar para pasar sus vacaciones.

Y cocinan a la brasa y se bañan y charlan alegremente pero toda esa distensión dura poco porque empiezan a pasar extrañas cosas que pondrán a prueba su instinto de supervivencia como, por ejemplo, quedarse sin gas misteriosamente y por ende sin forma de calentar algunos alimentos o de hervir el agua del estanque para beber, o sin carne fresca porque se pudre a pesar de estar refrigerada.

Alex Hendrixx en The Pool

Jan (Alex Hendrixx), uno de los adolescentes, y su padre, Lennaert, empezarán también a tener sueños y visiones. En el caso del joven, verá a una chica en el agua que le llamará de noche, mientras que en el caso del adulto, la verá a plena luz del día y esta le pedirá incluso que haga algo en concreto. Son unos cantos de sirena en toda regla.

Por si fuera poco, salir del bosque no será tarea fácil y la práctica totalidad del grupo empezará a perder la cabeza y habrá sangre, sudor y lágrimas.

“The Pool” es un filme de terror psicológico que tiene un muy buen ritmo y que mantiene la tensión durante todo el metraje desde que entra en materia. Un pájaro muerto, mal agüero, es la primera imagen que vemos en el largometraje y ya imaginamos desde ese momento que a los protagonistas les va a tocar sufrir. Según la historia avanza el color de la imagen también tornándose más oscura, pero también vemos un cambio en el aspecto de los protagonistas que de estar radiantes pasan a tener bastante mala cara por el agotamiento ya la desesperación.

Fotograma de The Pool

El filme de Chris Mitchell mezla muy bien una fábula o cuento de hadas con el terror. Al fin y al cabo ese terror no reside en qué hay en el lago o si lo que ven Jan y su padre es real o no, sino en la psique de los protagonistas y cómo esta cambia según avanzan los minutos.

“The Pool” tiene un buen guión, unas actuaciones interesantes y un gran sonido que consigue meter al espectador en ambiente totalmente. Muy recomendable.